Síguenos en:     
   636 90 32 01
   info@natursaludcadiz.es
     C/ Carretera de Sancti Petri Nº 75, Chiclana, Cádiz.

blog slider

Hacer las cosas de manera diferente

“Eres un ser de luz capaz de hacer cualquier cosa que te propongas”. Ésta es una de las formas de decirlo y como a mí me importa fundamentalmente los contenidos… estoy de acuerdo. La historia está llena de ejemplos. Creo repetirme, aunque no me importe, diciendo que uno ha de escuchar distintas opciones, arriesgarse a probar, a probar con cambios y analizar las sensaciones posteriores. Nunca rendirse en experimentar nuevas formas de vivir, liberándose de los miedos y así hacerlas propias si te convencen, si te llenan. Pero primero has de arriesgar. Esto puesto en palabras se queda muy pobre, en realidad esta vivencia así reflejada tiene una dimensión infinitamente mayor, al menos yo soy incapaz con palabras de lograr tamaña dimensión. Aprendiendo de estas experiencias es como he ido transformando mi vida en algo que cada día me gusta más, en algo de lo que estoy bien orgulloso. Al menos en mi caso, este aprendizaje se ha iniciado con alguien que inicialmente ha llamado mi atención, alguien con una diferencia. Entonces, he compartido con él o ella quizá primero sólo palabras e ideas, después actos concretos. Hasta que llega la integración individual, lo que tanto solemos hablar como consciencia. Supongo que nunca es exactamente igual a la experiencia primera, pero es la que se hace propia, que también con el tiempo sufrirá cambios. Realmente eres tú mismo el que ha de poner el trabajo, el trabajo personal. Lo pruebas a tu manera, después de haber recibido la información y la experiencia compartida, pero ya es nuevo. Lo vas desarrollando con tus creencias y miedos, siempre tratando de ampliar las primeras y mitigando los segundos. Puede que algunas nunca se conviertan en hábitos y se queden en el intento, puede que no sean para ti o puede que no sea ése el momento para su desarrollo. No debe haber frustración ninguna. Uno ha de ir trabajando muchas facetas a lo largo de la vida, en la complejidad de su físico y en la complejidad de su mente. Y así es como uno se va desarrollando, así es como se entrena para ir cambiando en una vida que no para de cambiar. Porque las experiencias que se quedan son satisfacción no sólo para ti sino también para los que te rodean, igual que sus efectos. Así pues, has de arriesgar, probar, experimentar porque la alegría posterior la disfrutaremos todos. Por cierto, ¿alguien más quiere bailar conmigo?